Gustavo Cabaña

Paraguay, 1955. En un pueblo llamado San Bernardino, fundado por colonos alemanes, y durante los primeros años de la dictadura militar del general Stroessner, sus habitantes transcurren sus días alejados del mundo. Justino acaba de perder a su padre, y como único hijo varón, debe salir a trabajar como cartero, mientras termina sus estudios primarios en la escuela alemana del pueblo. Repartiendo cartas conoce a un misterioso personaje, a quien algunos habitantes lo acusan de ser un criminal de la segunda guerra mundial. Con el correr de los días, y sin saberlo, Justino se ve involucrado en una relación entre Ulla, su maestra y el misterioso personaje, creando confusión en el adolescente. Mientras tanto, un crimen y la visita de la Virgen de Caacupé conmociona al pueblo. Sigue leyendo
Relata en tono de comedia romántica, la historia de un hombre entrando en la crisis de los 40. Joaquín tiene un zumbido en los oídos y poco sabe de sí mismo. Se ha dejado llevar sin intervenir demasiado en sus deseos. No escucha su voz interior. Su vida afectiva y laboral no tienen rumbo. El zumbido quizá sea la expresión, no asumida ni entendida todavía, de un ruido metafórico de la vida gritándole por dónde ir. Su novia tiene 20 años menos, aparece la presión social y familiar sobre la paternidad, sentirse útil, la vocación, el trabajo y cómo ser feliz. Hasta que otra mujer irrumpe y todo parece acomodarse. Pero siempre el orden debe ser interno. Así, como si el destino tomara la palabra, su vida cambiará 4 metros abajo del agua, donde aparece un sendero para encontrar la identidad. Sigue leyendo