Lourdes García

Paraguay, 1955. En un pueblo llamado San Bernardino, fundado por colonos alemanes, y durante los primeros años de la dictadura militar del general Stroessner, sus habitantes transcurren sus días alejados del mundo. Justino acaba de perder a su padre, y como único hijo varón, debe salir a trabajar como cartero, mientras termina sus estudios primarios en la escuela alemana del pueblo. Repartiendo cartas conoce a un misterioso personaje, a quien algunos habitantes lo acusan de ser un criminal de la segunda guerra mundial. Con el correr de los días, y sin saberlo, Justino se ve involucrado en una relación entre Ulla, su maestra y el misterioso personaje, creando confusión en el adolescente. Mientras tanto, un crimen y la visita de la Virgen de Caacupé conmociona al pueblo. Sigue leyendo