Omisión

Santiago Murray, ahora sacerdote, regresa a Buenos Aires luego de diez años de ausencia. Tras una larga estadía en Europa vuelve a su país con la intención de asistir a la gente más necesitada del barrio en el que se crió e intentar así olvidar un pasado tortuoso. Un día cruza su camino con Patricio Branca, un psiquiatra que está atravesando una profunda crisis al creer que no logra ayudar a la gente que lo necesita. Para remediarlo decide "limpiar" la sociedad eliminando a todos aquellos que, según él, merecen morir. Aprovechándose del "sigilo sacramental" le relata al cura los asesinatos que cometió, poniéndolo al religioso en una encrucijada. Sigue leyendo