Brock Yates

Durante el verano de 1957, detrás del espectáculo de la Fórmula 1, el ex piloto Enzo Ferrari (Adam Driver) está en crisis y la quiebra amenaza su fábrica automotriz que diez años atrás construyó junto con su esposa Laura (Penélope Cruz). El volátil matrimonio de Enzo también ha sido afectado por la pérdida de su hijo Dino y el reconocimiento de un hijo nacido fuera del matrimonio, Piero, concebido con Lina Lardi (Shailene Woodley). Sigue leyendo