En su visita a Buenos Aires, conversamos con el actor que interpreta a The Punisher en la segunda temporada de “Marvel´s Daredevil”, que ya está disponible en Netflix

Por María Gabriela Losino

“Una docena… dos docenas… uno y diez centavos”. Si ya viste la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil” te habrás dado cuenta que en este nuevo ciclo hay dos nuevas y excelentes incorporaciones. Una de ellas es el oscuro y atormentado Frank Castle/The Punisher, interpretado por Jon Bernthal (¿te acordas de Shane de “The Walking Dead”?), quien formó parte de la delegación de actores y ejecutivos que visitaron Buenos Aires a mediados Marzo para promocionar las producciones originales de la plataforma.

Netflix - THe Punisher - Jon Bernthal 1

Nosotros conversamos con el actor que nos contó lo que significa para él estar en los zapatos de tan violento personaje y cómo se preparó para este rol que -según él- ya lleva en la sangre. Vale la pena mencionar que al momento de esta entrevista, aún no se había confirmado que tendría su spin-off.

– Bienvenido a la Argentina. ¿Es tu primera vez acá?

– Jon: ¡Gracias! No, vine con mi mejor amigo cuando tenía 22 años. Aunque fue en una etapa muy distinta de mi vida -ahora me hospedo en hoteles lujosos y esas cosas- nunca olvidaré nuestra experiencia vivida aquí. Fue una gran aventura.

– ¿Y qué te parece nuestro país?

– Jon: ¡Me encanta! La gente está muy orgullosa de su país; todos son muy amables y relajados.

– ¿Qué es lo que más te gusta de nuestra ciudad?

– Jon: ¿De Buenos Aires? Definitivamente la gente como te mencionaba recién. Es una ciudad muy elegante y bella. Me encanta que las personas de acá tienen una actitud que te invita a la diversión.

– Hablando de tu participación en la segunda temporada de “Marvel’s Daredevil”… ¿Cómo te preparaste? ¿Eras lector de los comics de este personaje o de los comics en general?

– Jon: La verdad es que no hasta que comencé con el trabajo. Sí, me fui enterando que The Punisher es un personaje icónico y lo que hice, una vez que obtuve el papel, fue ir a distintas tiendas de comics y comprar todo lo que había para investigar sobre Frank Castle. Amé esa parte de mi preparación, es un personaje que tiene muchas versiones y con algunas me identifiqué más que con otras. Seré un fan de él por el resto de mi vida.

– Es la segunda vez que trabajás en una serie basada en un comic. ¿Para “The Walking Dead” te preparaste de la misma manera?

– Jon: Sí, pero un poco menos… lamentablemente Shane no logró llegar muy lejos (risas). “The Walking Dead” es una gran serie y estoy agradecido por mi tiempo allí con un personaje tan intenso y con tantos matices. Siento que una de las razones que me atrajo a este nuevo proyecto fue que en la primera temporada logró lo que había logrado “The Walking Dead” en su momento. Lo que hizo Frank Darabont (N. de la R. El creador de “TWD”) es tomar el género “zombie” y elevarlo. Lo convirtió en una narración nueva y compleja, en una historia humana dentro de un mundo repleto de muertos vivos. Creo que Netflix, Marvel, Charlie Cox (el actor que interpreta a Matt Murdock) y todos los involucrados hicieron lo mismo con “Daredevil”, llevaron el género “superhéroe” a un rincón oscuro y crudo del universo de Marvel, mostrando a estas personas -a estos superhéroes- con defectos y dudas. Es una gran oportunidad para mí ser parte de este show.

– Además de los cómics, ¿cómo construiste tu interpretación de Frank Castle? ¿Viste los films que se hicieron?

– Sí… uno ve todo y lee todo lo que hay. Yo no hubiera podido encarar este papel si no fuera un esposo y un padre. Creo que ese es el comienzo. Si uno entiende lo que se siente amar a alguien más de lo que te amás a vos mismo, y que serías capaz de entregar felizmente tu vida por otro, podés comprender lo que significa que te lo quiten. Siento que soy capaz de interpretar a este personaje ahora. La herramienta más grande de un actor es su imaginación y creo que la idea de pasar por el trauma de perder a un ser querido frente a uno es lo más duro que un ser humano puede atravesar. Hay que sumergirse en este recurso para crear un mundo de oscuridad que te rodea y eso requiere recibir pensamientos horribles. No soy la clase de actor que está en un club nocturno o en un bar y luego se aparece en el set diciendo “Hey, vamos a hacer de The Punisher!”… Parte de mi trabajo es crear una atmósfera que se preste para dejar pasar esa clase de oscuridad y de dolor. Requiere aislamiento y alejar distracciones que te brindan ese confort que nos hace sentir bien. Siento una gran responsabilidad porque Frank significa mucho para el público del comic, al cual respeto profundamente. Han sido geniales conmigo y yo lo seré con ellos.

– ¿Y en cuanto a lo físico?

– Jon: La parte psicológica de este rol fue muy dura. En el aspecto físico también fue muy demandante, por eso hablé con soldados e intenté conocer bien el manejo de las armas. Es como si me hubiera tocado ser un chofer de taxi; uno tiene que conocer bien cómo es este tipo de trabajo. Como actor hay que apropiarse de todas las versiones del personaje, del trabajo emocional y físico. Hay que hacerlo único y específico.

– Nos enteramos que vos y Tom Holland (el nuevo El Hombre Araña) hicieron sus respectivas audiciones.

– Jon: Sí.

– ¿Qué me podés contar sobre esa experiencia?

– Jon: Tom y yo pasamos un grato momento en el Oeste de Irlanda haciendo una película juntos llamada “Pilgrimage”. Lo quiero mucho y no puedo expresar suficientes cosas buenas sobre él. Creo que es enormemente talentoso y luchó en el proceso por ser El Hombre Araña porque es algo que realmente quería hacer. Además, es un joven muy amable, muy bien criado y educado debido a que proviene de una bella familia. El haber compartido juntos este proceso me encantó porque lo aprecio mucho. Ambos nos alentamos mutuamente. Estoy muy feliz por él; fue muy divertido.

– ¿Qué significa este trabajo para tu carrera profesional?

– Jon: ¿Mi carrera? No sé… puede significar que no trabaje nunca más (risas). No pienso en esos términos. Esta profesión es un viaje que me interesa profundamente. Hay que tomar un trabajo, una experiencia y un personaje a la vez. No podés hacer cosas porque crees que te van a conducir a algún lado. Siento que este arte me salvó la vida y le debo mucho. Además de mi familia, es lo que más me importa en el mundo y debo respetarlo y tomarlo en serio porque me permitió tener un hogar pagado por mí haciendo lo que amo. En mi opinión, creo que uno tiene que ser un artista, creer en la historia, en el personaje, en la gente con la que uno trabaja y en definitiva, tiene que haber algo que artísticamente te motive. Reitero, para mí, el ser esposo, padre y la idea de este evento dramático que mi personaje atravesó. El espacio que sabía que tenía que dedicarle a  este rol me intimidaba y me asustaba pero artísticamente siempre me han atraído cosas que me asustan, así es como sé que tengo que hacerlo.

– ¿Cómo manejás ese sentimiento que describís para hacer tu trabajo de la mejor manera posible?

– Jon: En este caso, la tristeza, el dolor y el aislamiento son mis mejores amigos. Mi trabajo es crear cierto tipo de contexto para uno mismo. En este caso, no me interesa pensar en el alivio porque Frank Castle definitivamente no lo hace. No creo que a él le interese sentarse en una mesa a comer una deliciosa comida o hacer otra cosa como beber alcohol para escapar de su dolor. Ésto es la vida… cada actor tiene distintos métodos y el mío es ponerme verdaderamente en los zapatos de la persona que me toca interpretar por el tiempo que sea.

Netflix - THe Punisher - Jon Bernthal 2

Tu personaje es violento y utiliza las armas para impartir justicia y en la actualidad hay un debate sobre la tenencia de armas en los Estados Unidos. ¿Sentis que Frank Castle impactará en el público y en esa discusión cultural?

– Jon: Creo que el hecho de que me preguntes eso significa que tendrá un impacto. Una de las grandes esperanzas de todo artista es que su trabajo haga que el público se pregunte cosas. Es como sostener un espejo frente a la sociedad y que la audiencia se cuestione cómo se siente frente a éste u otro tema. Eso es lo que pienso. Mi trabajo no es responder esas preguntas, quiero que mi interpretación obligue a la gente a hacérselas. Creo que es importante mencionar que Frank Castle no usa las armas para hacer justicia como dijiste… no coincido con esa idea… por lo menos no esta versión que van a encontrar en la segunda temporada de “Daredevil”. Él es un hombre que está sufriendo después de una tragedia personal increíble, un evento traumático, y está devastado. Está desquiciado y está lleno de ira, dolor, tristeza, vergüenza y odio a sí mismo. Es un hombre en una misión personal de encontrar a las personas que asesinaron a su familia y matarlas de la manera más brutal posible. No creo que le importe la justicia, la moral, lo correcto o incorrecto, ni incluso eliminar el elemento criminal de Hell’s Kitchen. No es mi trabajo plantear si está bien o mal, si estoy de acuerdo o no sino el empatizar y ponerle el corazón a las circunstancias que él vivió. No sé si lo haría pero puedo entenderlo. No lo juzgo.

– ¿Cómo balanceas la oscuridad de The Punisher con aquellos elementos grises de Matt Murdock y su Daredevil?

– Jon: Matt Murdock no es mi preocupación sino de Charlie. El personaje está en muy buenas manos. No sé, trato de alejarme de ciertas etiquetas (héroe/antihéroe/villano, tipo bueno/tipo malo) porque no creo que la gente se comporte así. A mí me fascina ver al personaje como un ser humano y desde cierto punto de vista. Por ejemplo, en un momento verlo ser de una manera y en un instante seguirlo hasta la esquina y verlo hacer algo totalmente diferente, horrible y repulsivo… eso es el comportamiento humano. Nadie se despierta a la mañana y dice “soy un tipo bueno” o “soy un tipo malo” y creo ésto que menciono es el enemigo de la buena narración. Uno tiene que creer en las circunstancias e ir hacia aquello que el personaje requiere y no limitarlo. Para mí eso es importante.

– En la actualidad hay una gran cantidad de series que se asemejan a una película de 12-13 horas. ¿Qué tan diferente es haber trabajado en un show como “The Walking Dead” y ahora estar en Netflix?

– Jon:  En Netflix uno puedo asumir más riesgos. Estas series te permiten sumergirte en detalles más interesantes o cuestiones que antes no habían sido abordadas en la pequeña pantalla y a la vez podemos ser más crudos en la manera en que las contamos. Aquí los guionistas y los actores debemos conversar y colaborar mutuamente para lograr estos matices, sobre todo en los personajes protagónicos.

– ¿Tenés este tipo de conversaciones con los guionistas?

– Jon: ¡Absolutamente! Al momento de recibir el guión sugiero algunas cosas y hacerlas de cierta manera porque hay que sorprender a la audiencia. Tengamos en cuenta que gran parte del público ve una temporada entera en cuestión de horas y la colaboración entre actores y guionistas es esencial. Este tipo de relación que hay en la televisión no la vas a encontrar en ningún otro lado. Por suerte me ha tocado trabajar con personas que no son estrictas que dicen que las cosas tienen que ser de cierta manera porque si pasara ésto no tendrías éxito. Al fin al cabo es un proceso de aprendizaje mutuo, y con respeto.

– ¿Crees que tu personaje va a tener su propia serie o a aparecer en “The Defenders”, “Jessica Jones T2”, “Luke Cage” o en el Universo Cinematográfico de Marvel?

– Jon: La verdad es que no sé nada. La manera en la que trabaja Marvel es con mucho secretismo y me encanta que hagan eso y lo tienen muy claro. Me llaman y me dicen “Jon, tenés el trabajo. Mantené tu boca cerrada” (risas). Este personaje está en mi sangre y en mis huesos así que si me llaman para ser Frank Castle una vez más, estoy listo.

Video

Periodista/Redactora en Cine y más...