Por María Gabriela Losino

Estrella 4

Llegó el momento tan esperado por muchos fanáticos de las novelas de Suzanne Collins, ya que -de manera simultánea- la adaptación cinematográfica de la primera parte de la fenomenal trilogía literaria escrita por esta autora norteamericana, compuesta por “Los Juegos del Hambre” (2008), “En Llamas” (2009) y “Sinsajo” (2010), se estrena en una gran cantidad de países (en la Argentina un día antes que en los Estados Unidos) cuyos espectadores se adentrarán en esta historia que se desarrolla en un futuro no muy lejano y en un mundo post-apocalíptico.

Los Juegos del Hambre 1

En ese futuro, y en las ruinas de lo que alguna vez fue Estados Unidos, se encuentra Panem, una nación desigual signada por la devastación, la esclavitud y la pobreza como consecuencia de la guerra, la cual ha dividido al territorio en 13 distritos -12 aún existen- controlados por el enriquecido y autoritario Capitolio, el centro de poder comandado por el perverso Presidente Snow (un correctísimo Donald Sutherland).

Cada año, como castigo a raíz de una rebelión pasada y una táctica de intimidación del actual gobierno, se llevan a cabo los juegos a los que hace mención tanto el título del libro como el del film. Se trata de una sangrienta competición que es transmitida por televisión y en la que una pareja de adolescentes de cada uno de los distritos (un chico y una chica de entre 12 y 18 años) debe luchar a muerte por su propia supervivencia, ya que sólo puede haber un ganador cuya condición le permitirá acceder a la riqueza y a la fama prometida por los gobernantes.

Algo similar a lo visto en películas como “The Running Man” o “La Isla de los Condenados”, en este certamen, los 24 competidores son colocados en una especie de arena como en el que combatían los gladiadores. Aquí, el mismo resulta ser un inmenso bosque montado con cámaras ocultas y controlado por una serie de técnicos que, mediante computadoras, modifican las condiciones meteorológicas y hasta insertan o eliminan elementos para hacerlo “más interesante” para la audiencia.

La historia y su conflicto es contado a través de los ojos de la protagonista, Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence), una joven de 16 años que decide ofrecerse como voluntaria (a los participantes se los conoce como “tributos”) en reemplazo de su hermana menor (Willow Shields) quien ha salido sorteada para participar en la edición número 74 de este retorcido reality show con el que el Capitolio somete a los habitantes.

A lo largo de las 2 horas y 22 minutos que dura esta producción muy lograda, los espectadores somos testigos de la experiencia de esta joven decidida a sobrevivir a cualquier precio. Ella es una muchacha con talentos de cazadora, y su co-tributo Peeta Mellark (Josh Hutcherson), es un humilde panadero. Ambos representan al Distrito 12, un empobrecido pueblo minero.

A partir del momento de la elección, los dos son tomados bajo custodia, sometidos a glamorosas transformaciones y duros entrenamientos que los preparan para luchar contra los implacables “Tributos Profesionales”, aquellos que se prepararon toda su vida para ésto y que provienen de los distritos más ricos. El proceso incluye los consejos de un mentor, Haymitch Abernathy (el siempre genial Woody Harrelson), antiguo vencedor de los Juegos al que le gusta beber en demasía. Es en este personaje en el que recaen los pocos momentos de humor dentro de una trama violenta y cruel y en la que también hay indicios de un triángulo amoroso.

En medio de alianzas entre los guerreros, Katniss debe tomar decisiones desafiantes como desgarradoras que pesan sobre su conciencia. Debe decidir entre supervivencia y humanidad, entre seguridad y confianza y entre vida y amor para superar a sus contrincantes, entre los que se encuentra su compañero, y así también desafiar al sistema que los condena.

El elenco liderado por la ascendente y talentosa Jennifer Lawrence, nominada a un premio Oscar en 2011 por su labor en el drama “Lazos de Sangre”, se completa con logrados desempeños de Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Lenny Kravitz, Toby Jones, Wes Bentley, Liam Hemsworth y una cantidad de jóvenes actores, algunos conocidos para la mayoría de nosotros quienes interpretan a los tributos, como Brooke Bundy, Amandla Stenberg, Dayo Okeniyi, Leven Rambin, Jack Quaid (hijo de Deniis Quaidy Meg Ryan), Latarsha Rose, Alexander Ludwig, Isabelle Fuhrman y Jacqueline Emerson, entre otros.

Si bien busca captar a un público adolescente al igual que “Harry Potter” y “Crepúsculo”, propuestas que también han llamado la atención de muchos adultos pero cuya temática se desarrolla cual cuento de hadas, esta película dirigida notablemente por Gary Ross (“Alma de Héroes”) y co-escrita por el realizador junto a Billy Ray y a la propia novelista Collins (también productora ejecutiva), tiene aspectos de situaciones que se remontan al pasado (los juegos de la antigua Roma son un claro ejemplo) y que también podemos identificar en la actualidad y, tal vez, dentro de muchos años, en un futuro posible, por lo que se presta para el análisis profundo, sobre nuestra sociedad actual, las guerras, las opresiones, el enfrentamiento entre iguales y sobre el entretenimiento a partir de las tragedias de otros.

Atrapa e interesa. Ahora, a esperar por las siguientes entregas… “Y que la suerte esté siempre de nuestro lado”.

  • Duración: 142 minutos
  • Calificación: SAM 13
  • Género: Acción / Drama / Ciencia Ficción
  • Estreno: 22/03/2012

Galería de imágenes

Trailer

“Los Juegos del Hambre” (The Hunger Games) es una presentación de Diamond Films. Dirigida por Gary Ross. Protagonizada por Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Lenny Kravitz, Stanley Tucci y Donald Sutherland. Un guión de Gary Ross, Suzanne Collins y Billy Ray, basado en una novela “Los Juegos del Hambre”, escrita por Suzanne Collins.

Producida por Nina Jacobson y Jon Kilik. Productores Ejecutivos: Robin Bissell, Suzanne Collins, Louis Rosner- Meyer. Co-Productores: Aldric La’auli Porter, Martin Cohen, Louis Philips y Bryan Unkeless. Diseño de Producción: Philip Messina. Diseño de Vestuario: Judianna Makovsky. Fotografía: Tom Stern, A.F.C, A.S.C. Edición: Stephen Mirrione, A.C.E. y Juliette Welfling. Música: James Newton Howard. Productor Ejecutivo Musical: T Bone Burnett.

Periodista/Redactora en Cine y más...