En el gran evento de Netflix en Buenos Aires, hablamos con los protagonistas de la nueva serie original cuyos 10 primeros capítulos ya están disponibles

Por María Gabriela Losino

Diez años después de la finalización de “That ’70s Show”, Ahston Kutcher y Danny Masterson vuelven a protagonizar juntos una serie de comedia, en este caso para Netflix, que además producen. Se trata de “The Ranch”, una sitcom multi-cámara (la segunda de la plataforma luego de “Fuller House”) creada por Jim Patterson y Don Reo (guionistas y productores ejecutivos de “Two And a Half Men”) cuya historia está ambientada en el presente en un rancho de Colorado.

Netflix - The Ranch - Danny Masterson - Ashton Kutcher 1-

Allí regresa Colt (Kutcher) tras fracasar como jugador de fútbol americano semiprofesional. Ni bien llega, debe administrar la finca familiar junto a su hermano mayor, Jameson “Rooster” (Masterson), y su autoritario padre Beau (Sam Elliott), a quienes no ha visto en 15 años. Debra Winger interpreta a la madre de ambos que es la dueña del bar local.

En el gran evento de la plataforma en Buenos Aires, hablamos con la dupla protagónica de esta nueva propuesta cuyos 10 primeros capítulos, de los 20 que componen la primera temporada, ya están disponibles. La segunda tanda de episodios se estrenarán después de la segunda mitad de 2016 y ya tiene un segundo ciclo confirmado.

Cuatro ex-miembros de “That ’70s Show” ahora están trabajando en Netflix. Laura Prepon en “Orange is the New Black”, Wilmer Valderrama en “From Dusk Till Dawn” y ahora ustedes dos en “The Ranch”…

Danny: ¿”From Dusk Till Dawn” está en Netflix?

Sí, en Latinoamérica se ve por la plataforma.

– Danny: ¡Ah, genial! En los Estados Unidos se emite por El Rey, que es la cadena de Robert Rodriguez. Bueno, parece que lo mejor para todos es trabajar para Netflix. “OITNB” explotó cuando se estrenó y es el show más popular de la plataforma. Ashton y yo estamos muy entusiasmados por ser su primer sitcom de acción en vivo. ¿Has visto algún episodio?

Sí, cuatro.

– Danny: Has visto bastante. Entonces te habrás dado cuenta que es un poco diferente a “Two And a Half Men” o “That ’70s Show”. Pasamos mucho tiempo preguntándonos por qué siempre se hicieron las cosas de la misma manera y por qué nosotros tendríamos que hacerlas así si no nos gustaba. Por eso desembarcamos en Netflix, que te permite ciertas libertades y hacer las cosas como uno quiere.

¿Cómo es interpretar a estos personajes que tienen problemas realmente complicados entre padre e hijo?

– Danny: En la vida real no los tuvimos así que decidimos que la manera correcta de encarar la serie era teniendo a este padre autoritario (N. de la R.: Beau es interpretado por Sam Elliot) que trata a un par de hombres de 35 años como si tuvieran 15 y que piensa que sus hijos no pueden hacer nada bien. Tú sabes, si fuéramos todos amigos sería muy divertido. Mientras no nos matemos con un tiro en la cara, la gente reirá.

– Ashton: Con “The Ranch” queríamos hacer algo que fuera, se sintiera y se viera distinto a lo que ya hemos visto desarrollarse en las sitcoms más tradicionales; y explorar diferentes relaciones de otra manera. Este show es sobre una relación adulta entre padres, hijos y hermanos. Y tomamos como premisa algo que ocurre en la actualidad alrededor del mundo y es que los hijos regresan a la casa de sus padres porque han fallado en lograr ciertos objetivos en sus vidas. Es también una relación centrada en el llevar adelante un emprendimiento familiar que viene de varias generaciones y luchar para mantenerlo vivo en una época en la que el mundo corporativo quiere conglomerar los pequeños negocios como éste y comérselos. Nos gusta esta dinámica de la familia llevando el negocio, por un lado, y el de la relación entre ellos, por el otro. Entre ambos hermanos, que a veces se dominan y compiten entre sí, y con su padre que a la vez quiere ponerles límites sabiendo que ya son grandecitos (risas).

Ashton… ¿Por qué crees que Beau es tan duro con tu personaje, Colt?

– Los padres invierten demasiado en el éxito de sus hijos. Y creo que Beau vio potencial en el talento de su hijo para que viva el sueño que tal vez él mismo deseaba poder haber tenido en su juventud, el cual era dejar el rancho familiar y hacer algo grandioso. Como padre, creo que al ver el fracaso de su hijo, Beau ve reflejado su propio fracaso. Y la única forma de sacárselo del pecho es descargándose en Colt.

– Danny: Beau sabe que si hubiera tenido talento, lo hubiera logrado porque tiene la disciplina que se requiere para hacer éste o cualquier trabajo. Estamos en tiempos modernos. Todos nosotros crecimos en la época en la que a los 18 nos mudábamos de las casas de nuestros padres como así ellos se mudaban de las casas de nuestros abuelos. Como que a esa edad ya estabas listo. Mi hermano mayor la dejó a los 25 y ésto te deja pensando que un joven ya no tiene que salir al mundo tan rápido para hacerse de un futuro. Y creo que el personaje de Colt lo único que vio no fue el proceso sino el momento final de su plan de vida y fue creerse el mejor jugador de fútbol americano y ganar millones de dólares en poco tiempo. Es imposible lograrlo de esta manera. Beau está enojado porque su hijo echó todo a perder y para Colt es algo vergonzoso regresar a la casa de sus padres para trabajar en un rancho donde encima recibe indicaciones de mi personaje, Rooster, sobre lo que tiene que hacer.

Tu personaje definitivamente está frustrado ¿verdad?

– Ashton: Sí, pero también creo se siente atrapado y tratando de volver a ganar un poco autoconfianza y habilidad para hacer algo… o al menos ser bueno en algo. Es como cuando vemos a los atletas profesionales cuyas carreras se terminan. Sienten que lo único en lo que eran grandiosos en la vida ya no lo pueden hacer y se encuentran tratando de conseguir algo más que hacer y que sea significativo para ellos mismos. Es absolutamente frustrante y la frustración se fija en el comportamiento, lo cual te lleva a hacer cosas tontas y destructivas.

¿Cómo es la experiencia de trabajar para Netflix?

– Danny: Es genial porque no hay una corporación que se meta y decida sobre el contenido del producto, en este caso una serie, y te indique qué es lo que se te está permitido hacer. En tiempos modernos clickeas un botón y te saltas los comerciales. No se trata de vender una gaseosa… o cualquier otro producto… De hecho aquí no se está vendiendo nada en absoluto… Estamos pagando por entretenimiento de calidad. Me gusta el hecho de que hoy esta plataforma contrata actores para hacer algo que si es grandioso funciona y continúa, por lo tanto la gente lo seguirá viendo y si no, se deshacen de ello y siguen adelante.

– Ashton: Creo que tiene que haber un cierto nivel de responsabilidad personal en lo que hacemos cuando uno termina siendo la última línea de defensa (utilizando términos futbolísticos claro) en lo que tiene que ver con la calidad del contenido. Esa responsabilidad recae en nosotros.

– Danny: ¡Sí!, es tanta la responsabilidad que tenemos que no dormimos por las noches (risas).

– Ashton: No estamos tratando de hacer una sitcom de la misma manera que aquellas que se vienen haciendo desde hace 20 años. Queremos que sea distinta, que se utilice un lenguaje real que la gente común y corriente habla diariamente, que haya drama y también comedia. Que tenga cliffhangers (N. de la R.: ganchos) en el final de cada episodio, lo cual haga que el espectador quiera ver el siguiente. Que también haya un desarrollo profundo de personajes. Nuestros capítulos duran 30 minutos mientras que el promedio de las tradicionales duran 22, así que nosotros grabamos un tercio más que las otras cada semana. Somos una sitcom diferente pero tenemos el mismo método de trabajo en producción (5 días por episodio y terminarlo el Viernes). Es mucho trabajo pero es reconfortante cuando realmente haces algo exactamente como deseas. Ésta no es una serie de comedia sobre una familia de un pequeño pueblo que pertenece a la clase trabajadora y que está tratando de sacar a flote un negocio familiar -que a la vez es conservadora- sino que es un show sobre una Norteamérica conservadora y precisamente hace referencia a esa audiencia o segmento de la población que quiere salir adelante y progresar lejos del capitalismo, algo que a veces el gobierno y los políticos no se lo permiten.

Netflix - The Ranch - Danny Masterson - Ashton Kutcher 2

Hablando de política… ¿Crees que Donald Trump tiene chances de ganar?

– Ashton: (hace sus típicas caras). No, eso es lo que los medios quieren que creas para seguir contando una historia que vende.

Cuando trabajaron juntos en “That ‘70s show” cada uno estaba en una etapa distinta de sus vidas. ¿Cómo se sienten ahora? Ambos están casados, son padres…

– Danny: Sí, me siento igual (risas). Mmmm… tengo 40 años y cuando nos conocimos en “That…” tenía 22. Los dos estamos casados. Yo tengo una hija de 2 años y Ashton una de 1 y medio. Nuestras actividades de los fines de semana han cambiado considerablemente y nuestras vacaciones también (risas). Ashton tiene otra actividad de tiempo completo dentro del mundo de la tecnología y está más ocupado que yo. Yo solamente soy un actor y produzco un show que quiero ver, y que la gente vea en televisión.

– Ashton: Una de las razones por las que decidimos hacer “The Ranch” y este formato en particular es porque grabamos en Los Ángeles y tenemos un calendario flexible que nos permite regresar a casa por las tardes y estar con nuestras familias. Nos permite tener los fines de semana libres. En la vida uno tiene que establecer las prioridades y cuando tenés hijos cambian drásticamente.

– Danny: Ésto es muy diferente que estar grabando 18 horas por día capítulos de una hora en una locación como Vancouver o Atlanta, lo cual te aleja de esas prioridades…

– Ashton: Es extremadamente estresante para un actor casi no tener hogar porque estás tomando un vuelo de un lado para el otro porque en aquellos lugares tenés beneficios en los impuestos de producción. Y precisamente ese stress se refleja en nuestras relaciones con nuestras esposas, nuestros hijos y cosas por el estilo. Para nosotros es muy bueno poder elegir qué hacer y cómo hacerlo porque ponemos a nuestras familias primero.

¿Es difícil comenzar una nueva sitcom luego del tremendo éxito que ha tenido “That ‘70s Show”?

– Danny: Pero “Two And a Half Men” también ha sido muy exitosa por 10 años. De cualquier manera tenemos que hacer que “The Ranch” sea mejor que esas dos ¿no? (risas). Peor no puede ser ¿me entendés? Si pudiéramos tener aunque sea un poquito del éxito que estas dos series han logrado, sería genial. Lo hacemos a nuestra manera. Claro que hay mucha presión pero no pensamos en eso. Quiero decir… no nos sentamos y decimos “Tiene que ser mejor que mi última…” Ninguno de los dos está preocupado por lo que significaron esos shows pero obviamente no queremos que sea un fracaso.

– Ashton: Creo que en la actualidad la industria del entretenimiento resulta ser una competencia masiva por el tiempo libre de la gente. Hay tantas maneras en que las personas pueden gastar su tiempo y consumir entretenimiento, ya sea mediante el cable, con sus cientos o miles de canales, o a través de internet, las redes sociales (Facebook, Twitter, Snapchat o Instagram) y las plataformas como Netflix. Nosotros queremos que los espectadores sientan que los 30 minutos que invierten en nuestra serie valgan la pena y lo que hacemos cada semana es mejorar la intensidad en el valor de ese tiempo. Por suerte, en Netflix hemos encontrado un socio extraordinario, así como en su momento fue con FOX cuando hicimos “That ’70s Show”. Era una cadena prácticamente nueva. Me acuerdo que antes de aceptar “That…” tenía una propuesta de NBC y su ejecutivo me dijo: “¿Estás loco? Somos la cadena más poderosa del mundo… ¿Cómo vas a irte a hacer un show en FOX? ¡No son nada!”. Y yo me di cuenta que en FOX, en cuanto al contenido, estaban dispuestos a arriesgarse a hacer cosas que otros canales no, como por ejemplo mostrar a este grupo de amigos sentados en círculos fumando marihuana cuando nadie lo hacía en televisión. Con ésto quiero decir que en este momento Netflix es ese nuevo canal donde vos te podés comportar lo más cercano a la realidad y “The Ranch” es la siguiente evolución en el género sitcom.

Ashton, ¿Cómo ves ésta nueva manera de ver televisión?

– La manera en que la gente consume contenido está cambiando. Eso está claro. La conversación también. Antes la gente decía “¿Viste lo que pasó en el show anoche?”  Y ahora es: “¡No me digas lo que pasó que no he visto la temporada entera aún!” (risas). Hay personas que ven la temporada completa en un sólo día. Si uno como productor niega esa realidad, niega como serán las cosas. Ser parte de Netflix significa ser protagonista del futuro.

Trailer

Periodista/Redactora en Cine y más...