Correcto y divertido desempeño de Seth MacFarlane como anfitrión

El elenco de “Los Miserables” se presentó en vivo en el escenario del Dolby Theatre

Por María Gabriela Losino

El domingo 24 de febrero, la entrega número 85 de los Premios Oscar, llevada a cabo en el Dolby Theatre, marcó la culminación de una nueva temporada de premiaciones. La ceremonia, conducida excelentemente por el divertido, talentoso e irreverente Seth MacFarlane estuvo llena de sorpresas, ya que ninguna película -de las nueve nominadas- arrasó con una significante cantidad de estatuillas en sus respectivas nominaciones. La misma tuvo la dosis justa de bromas ácidas con otras no tanto. William Shatner hizo una aparición especial como el capitán James T. Kirk de la serie original de “Star Trek”, quien venía del futuro para evitar que el creador de las series animadas “Padre de Familia”, “American Dad” y “The Cleveland Show” arruinara el evento.

AMPAS - 85 Premios Oscar

La noche también tuvo una temática en particular: la celebración de los musicales de Broadway que en la última década han sido adaptados a la pantalla grande, por lo que entre premio y premio se pudo disfrutar de números pertenecientes a “Chicago” (a cargo de Catherine Zeta-Jones) y “Dreamgirls” a través de la cantante y actriz Jennifer Hudson, una de las protagonistas de aquel film, que “cantó” prácticamente a los gritos.

Pero lo mejor de esta gran fiesta de la industria del cine fue el segmento dedicado a los “Los Miserables”, cuyo elenco liderado por Hugh Jackman entonó -en vivo- fragmentos del musical protagonizado por Anne Hathaway, Amanda Seyfried, Eddie Redmayne, Aaron Tveit, Samantha Barks, Helena Bonham Carter y Sacha Baron Cohen, quienes volvieron a transmitirnos la emoción de los canciones (una de ellas “Suddenly”, competía a la Mejor Canción Original) con las que se relata esta historia basada en la novela de Victor Hugo y ambientada en la Francia post-tevolucionaria. El film dirigido por Tom Hopper que contaba con ocho nominaciones (entre ellas, Mejor Película), terminó llevándose sólo tres: Mejor Actriz de Reparto para Anne Hathaway, Mejor Maquillaje y Mejor Mezcla de Sonido.

Además, se realizó un homenaje a los 50 años de James Bond. Sorpresivamente, ninguno de los actores que le dieron vida a este personaje se hizo presente en la gala. Precisamente, la última aventura del espía británico creado por Ian Fleming, “Skyfall”, ganó en los rubros Mejor Edición de Sonido (categoría empatada junto a “Zero Dark Thirty”) y Mejor Canción Original por la composición de la cantante Adele junto a Paul Epworth.

Si bien “Argo”, la tercer producción cinematográfica dirigida por Ben Affleck (el gran ignorado por la Academia en la categoría Mejor Director), fue coronada como la mejor película de año 2012, sólo acumuló dos premios, el otro fue Mejor Guión Adaptado para Chris Terrio.

El actor que hace 15 años compartió un Oscar con su amigo Matt Damon por el guión de su film “Good Will Hunting”, subió al escenario junto a los productores de la película, George Clooney y Grant Heslov, y expresó: “Nunca pensé que estaría aquí de nuevo, y lo estoy gracias a tantos de ustedes en esta academia”. El galardón fue presentado innecesariamente desde la Casa Blanca, y por la primera dama Michelle Obama, lo cual politizó la ceremonia.

Podríamos decir que “Una Avetura Extraordinaria” fue la más ganadora tras acumular cuatro Oscars; a la Mejor Fotografía a cargo del chileno Claudio Miranda, a la Mejor Música Original para Mychael Danna, a los Mejores Efectos Visuales y a la Mejor Director para un Ang Lee profundamente emocionado y agradecido a su equipo de trabajo por creer en esta historia, basada en el best-selller del escritor canadiense Yann Martel, sobre un joven que sobrevive a un naufragio y queda a la deriva en un bote durante 277 días junto con un impresionante tigre de Bengala.

Jennifer Lawrence, quien protagonizó el momento embarazoso de la velada al tropezarse con su vestido al subir al escenario, obtuvo el Oscar a la Mejor Actriz por su papel de joven viuda en la comedia dramática “El Lado Luminoso de la Vida”. La talentosa actriz de 22 años ya cuenta con dos nominaciones a este prestigioso premio (la primera fue a sus 20 por su labor en “Lazos de Sangre”), convirtiéndose así en la segunda mujer más joven en ganar el Oscar en esta categoría después de Marlee Matlin, quien a los 21 lo hizo por “Te Amaré en Silencio”.

Tal vez el único premio predecible de la noche fue en la categoría Mejor Actor, ya que se anticipaba que el británico Daniel Day-Lewis recibiría la codiciada estatuilla por su desempeño en “Lincoln”. Y así fue. En cuanto al Mejor Actor de Reparto, el austríaco Christoph Waltz se llevó a casa un Oscar por su interpretación del Dr. Schultz en “Django Sin Cadenas”. De esta manera ya cuenta con dos en el mismo rubro (el primero fue en 2010 por “Bastardos Sin Gloria”) por un trabajo en una película de Quentin Tarantino, quien subió a recibir el suyo por Mejor Guión Original.

Galería de imágenes

Fuente: A.M.P.A.S. (Academy of Motion Picture Arts and Sciences)
Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas

Periodista/Redactora en Cine y más...